Consejos de sana alimentación en el confinamiento

Dise o sin t tulo  27
Salud | 22/07/2020

Alimentación en tiempos de contingencia

La pandemia del COVID-19 ha venido a cambiar nuestras actividades y comportamiento dentro de la vida diaria. 

Adaptarnos a la situación ha sido una tarea ardua por lo que el cuidado del bienestar integral de las personas es esencial.

En respuesta a este acontecimiento las expertas Marcela Toscano de Medicina Preventiva Integral del Hospital Zambrano Hellion, Jessamyn Sauceda de la Dirección Atlética y Deportiva del Tec de Monterrey y Bakea Alonso de la Fundación CEPAIM en España presentaron la videoconferencia titulada “Hábitos revitalizantes” llevada a cabo el pasado jueves 16 de julio.

Este panel virtual formó parte del Ciclo Internacional de Conferencias “Bienestar universitario, estrategias de apoyo ante el COVID-19” organizado por el área de Bienestar y Consejería del Tec, campus Monterrey. 

La buena alimentación, la actividad física y participación para lograr la igualdad de género en el hogar fueron los elementos clave considerados por las ponentes. 


ALIMENTACIÓN EN TIEMPOS DE CONTINGENCIA

La alimentación ha cobrado relevancia global y ha despertado el interés de las personas, así lo aseguró la doctora Marcela Toscano, Directora de Medicina Preventiva del Hospital Zambrano Hellion. 

Las malas prácticas alimentarias están afectando la salud de las personas y ésta problemática se ha enfatizado aún más con el COVID-19. 

La calidad de los productos que consumimos tienen relación con una mayor o menor probabilidad de contraer alguna enfermedad.  

Al trasladar nuestras actividades diarias al hogar debido a la pandemia, lo que tenemos en el refrigerador se vuelve nuestra principal fuente de energía. 

“El 85% de nuestra alimentación es inconsciente, comemos lo que hay sin fijarnos en lo demás”, señaló la doctora Toscano. 

Por ello, señala tres principales recomendaciones para mejorar nuestra relación con la comida: minimizar el consumo de alimentos procesados, cuidar la hidratación y consumir alimentos de mejor calidad. 

El primer paso es regresar a lo básico, es decir, evitar al máximo los productos procesados e ingestar en mayor medida comidas abundantes en vegetales. 

  • “Si el producto contiene más de cinco ingredientes y su principal componente es azúcar, grasa o sal, es recomendable no consumirlo”, indicó la doctora Toscano. 

Mantenerse hidratado también es importante sobre todo en épocas del año en donde la temperatura es más alta. 

  • “Queremos que nuestras células estén hidratadas porque nos hacen más fuertes y evita secreciones respiratorias”, aseveró. 

Además consumir una menor cantidad de alimentos pero de mejor calidad ayudará a que el organismo use los nutrientes de forma más eficiente. 

  • “Es recomendable que una o dos veces por semana comamos solo verduras para el ahorro energético”, expresó. 

Estas tres recomendaciones generales pueden marcar el inicio de un nuevo hábito alimenticio. 

 



Por: KARLA ESCOBAR 

Encuenta la nota completa en CONECTA

 


Contact icon
Phone icon
Solicita tu llamada

Horario de atención: Lunes-Viernes de 9:00 am a 20:00pm