¿Un colega robot? Aprende a trabajar con él

Noticia  rea competencias soft
Ingeniería | 05/04/2018

Los robots continúan integrándose a los espacios laborales

La Dra. Kate Darling, joven investigadora del MIT Media Lab, realizó un experimento que, si bien era simple en su construcción, llevó a las más complejas emociones humanas. Darling pidió a voluntarios pasar “tiempo de calidad” con robots, los cuales tenían un aspecto de dinosaurios pequeños y vulnerables.


Las máquinas-dinosaurios emitían sonidos y reaccionaban a los estímulos de sus respectivos dueños. Se les asignaron nombres y, durante un par de horas, los voluntarios convivieron con sus nuevos compañeros. Finalizado el tiempo, Darling dio otra orden: torturar y matar a los robots: el rechazo fue unánime.

Este experimento demostró un dato fascinante, las personas son capaces de establecer vínculos emocionales con robots si se nos presentan antropomorfizados, con cualidades similares a las nuestras. A pesar de saber que su existencia respeta leyes de programación, el ser humano continúa relacionándose afectivamente. Por esto mismo es importante saber desarrollar las “soft skills” para interactuar y sacar el mejor provecho de esta nueva tecnología en el trabajo.

Aquí es importante hacer una diferencia, a pesar de que trabajamos constantemente con softwares o máquinas técnicas, sólo recientemente se ha popularizado el uso de robots sociales. Éstos últimos son capaces de comunicarse, adaptar su conducta, aprender e imitar expresiones emocionales, estos robots se están utilizando en:

- La industria de entretenimiento con juguetes como AIBO, un “perro” creado por Sony o la mascota dinosaurio Pleo, de Innovo Lab.

- El sector médico con la foca terapéutica Paro o Autom, un coach robótico que te ayuda a perder peso.

- El sector de seguridad con policías creados por Pal Robotics, utilizados en Dubai.

La inclusión de robots sociales en el trabajo nos presenta un nuevo dilema, ¿cómo nos relacionamos con ellos? De acuerdo con Tim Leberecht, cofundador y CEO en The Business Romantic Society, hay cuatro soft skills que deberemos desarrollar:

 

  1. Empatía: Como se mencionó, tendemos a antropomorfizar a los robots sociales, esta es una cualidad provechosa que permite una integración más sencilla a la dinámica laboral. Asimismo, podremos anticiparnos a las necesidades o requerimientos de estos robots para que puedan cumplir con sus tareas.
  2. Inteligencia conversacional: Es claro que la comunicación con robots sociales será distinta, por lo cual debemos ser creativos, claros y concisos al expresarnos. Tal vez esta cualidad se vea reflejada en nuestro trato diario con otros seres humanos.
  3. Confianza: Esta cualidad que se encuentra perdida entre colegas, puede potencializarse en el trato con robots sociales ya que, debido a la repetición de resultados, puede hacernos dar un paso atrás y evitar el vicio de “micromanagement”.
  4. Humildad: Finalmente, una habilidad que debemos tener presente es la humildad. Los robots sociales serán muy eficientes en sus tareas y su productividad superará, en ciertas áreas, a la productividad humana. Esto, más que volvernos competitivos y aspirar a comportarnos como las máquinas, “libres de errores”, debe hacernos valorar nuestra humanidad, con lo positivo y negativo que conlleva.

¿Quieres ser parte de esta revolución tecnológica? Conoce nuestros programas y cambia el futuro.

 

Modalidad: En línea

Modalidad: Presencial



Contact icon
Phone icon
Solicita tu llamada

Horario de atención: Lunes-Viernes de 9:00 am a 20:00pm